La policía brasileña está en busca de "Santa Claus", luego que este robara un helicóptero y tomara como rehén al piloto.

Obviamente, al crápula protagonista de esta historia se le ocurrió disfrazarse del famoso personaje de ficción: el astuto Chris Cringle había contratado el helicóptero a una compañía de taxis aéreo en Sao Paulo el viernes alegando que iba a participaría en una fiesta navideña.

Pero a medio camino, el asaltante sacó una pistola y obligó al piloto a volar a una pequeña granja en las afueras de la ciudad, donde aguardaba otro delincuente.

Al llegar al lugar los ladrones ataron al piloto, para luego fugarse con el helicóptero.

El secuestrado logró escapar horas después y logró alertar a la policía, quién continúa realizando una investigación.

No se ha tenido ninguna señal del helicóptero, informó el periódico británico Daily "Mirror".