Miembros de la Policía sofocaron un motín declarado esta tarde en la cárcel de La Victoria, donde realizaron disparos al aire de manera preventiva.

Hasta el momento ha habidos cinco heridos, por heridas de perdigones, aunque ninguno de ellos revista gravedad.

El origen de los disturbios en el penal parecen estar motivados por la resistencia de algunos reclusos a que un número indeterminado de reos que cumplen condena allí fueran trasladados a otras instalaciones.

En este sentido, el director General de Prisiones, Tomás Holguin La Paz, informó de que "se han realizado varios traslados de alto riesgo desde ese penal hacia el Modelo de Gestión Penitenciaria" (MGP), según publicó la portavoz de la Procuraduría General, Tessie Sánchez, en su cuenta oficial de Twitter.

Algunos de esos desplazamientos están "vinculados a redes que operaban desde La Victoria, con estructuras criminales", aclara Sánchez en su perfil de la red social.

La situación ha llevado a desmantelar los "controles paralelos de La Victoria, para garantizar la seguridad del recinto", publica la portavoz en su cuenta.