Agentes de la Policía y manifestantes sostuvieron hoy varios roces durante la protesta que escenificaron grupos en las cercanías de Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), que acudieron al lugar a exigir las sanciones de lugar contra los alegados actos de corrupción cometidos en esa entidad estatal.

Durante varias horas, grupos de la sociedad civil fueron mantenidos a raya por un amplio contingente policial que les impidió realizar la protesta frente a Oisoe, y realizar una cadena humana como habían programado.

Entre quienes acudieron a protestar estuvo la diputada nacional Guadalupe Valdez, que condenó la presencia de la Policía y el supuesto atropello a que eran sometidos los ciudadanos "solo por asumir su derecho de exigir castigo para los corruptos".

Valdez, además, deploró que el Ministerio de Interior y Policía haya negado el permiso para la realización de la protesta, lo que calificó como "un abuso de poder" del Gobierno.

Interior y Policía alegó que negaba el permiso porque la sede de Oisoe está ubicada muy cerca del Palacio Nacional, y de que tenía informes de que la protesta había sido organizada en parte por el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM), con lo que se desnaturaliza el origen puramente cívico de la manifestación.

Esa la segunda ocasión en que grupos de la sociedad civil acuden a la sede de Oisoe a exigir responsabilidad penal contra quienes alegadamente han cometido actos de corrupción en esa entidad gubernamental.

Dos exempleados de Oisoe y un abogado guardan prisión preventiva de ocho meses en la cárcel de La Victoria por su supuesta participación en una red de corrupción que operaba en esa entidad, y de la que eran víctimas ingenieros y arquitectos ganadores de obras a través de los sorteos que ejecutó el Ministerio de Educación para la construcción y reconstrucción de escuelas en todo el país.

Las investigaciones iniciaron a raíz del suicidio en un baño de Oisoe del arquitecto David Rodríguez García, quien en dos manuscritos acusó a los dos exempleados de "ladrones" y de extorsionarle para sustraerle sumas millonarias producto de su trabajo como responsable de la reconstrucción de una escuela en Monte Plata.