El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales anunció ayer la puesta en marcha de más de una docena de acciones tendentes a la intervención y recuperación del Parque Nacional de Valle Nuevo.
El organismo indicó que entre las medidas suprimió en su totalidad los predios agrícolas, por lo cual se decidió prohibir el ingreso de semillas, fertilizantes e insumos de uso agrícola o pecuario.

Además, otorgó un plazo de 120 días a todos los ocupantes del parque nacional para que retiren de él los productos de plantaciones de cultivos menores en proceso de cosecha.

Al vencimiento de dicho plazo, todo ocupante ilegal del área deberá abandonar voluntariamente estos predios, de lo contrario será desalojado  en cumplimiento de las leyes ambientales vigentes.

En adición a estas medidas en esta importante área protegida, también conocida como “Madre de las aguas”,  Medio Ambiente dispuso eliminar las plantaciones perennes (fresa, flores y árboles frutales) y otorgó un plazo igual que el anterior a los propietarios de dichas plantaciones para aprovecharlas.

Otra medida de alto impacto consiste en la remoción de tuberías, sistemas de regadío y acopio de aguas instaladas en el territorio del parque, con excepción de tres pequeñas represas ya existentes, dado que estas pueden servir de acopio de agua a los sistemas de control de incendios forestales ante el posible uso de  helicópteros en su mitigación.

“En ese mismo orden se dio un plazo para la salida de todos los animales domésticos y de crianza que pudieren estar siendo mantenidos por particulares en el parque nacional, en tanto que en general se aplicarán las normativas internacionales para la erradicación y control de especies invasoras”, amplía una nota del ministerio.

 Medio Ambiente también ordenó limpiar y descontaminar los residuos vertidos y derivados de la operación de las instalaciones de telecomunicación existentes en el parque por cuenta y riesgo de sus operadores o  propietarios, con el mismo plazo de días que las medidas anteriores.

 Para el Ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, “es del más alto interés nacional que esta área sea preservada para garantizar el abasto de agua para las  presentes y futuras generaciones, así como salvaguardar los servicios ambientales que presta este Parque Nacional, cuyas características son invaluables y  únicas”.