El petróleo sigue contaminando el planeta, su uso es un factor que contribuye al calentamiento global.

A pesar de las energías alternativas existentes para e-rradicar el uso del petróleo y su daño a nuestros ecosistemas, la mayoría de los países siguen utilizando el “oro negro”.

Y es posible que el uso de combustibles fósiles continúe dominando el mercado durante muchos años más.

El petróleo proporciona entre 40 y 43% de toda la energía utilizada por el mundo, pero al mismo tiempo representa casi el 40% de las emisiones de calentamiento global de combustibles fósiles en todo el mundo, de acuerdo con Oil Change International, una organización mundial que expone las consecuencias de los combustibles fósiles.

El dióxido de carbono (CO2) procedente de la quema de combustibles fósiles y la producción de cemento se incrementó en un 2.3% en 2013 y se estima que las emisiones crecieron un 2.5% en 2014, basado en el último Presupuesto de Carbono Global, publicado por el Global Carbon Project.

Teniendo en cuenta estas cifras y el peligro que suponen para la Tierra seguir utilizando combustibles fósiles, un grupo de 17 científicos líderes en el mundo publicó un documento titulado “La declaración de la Tierra”, en el que advierten de que tres cuartas partes de las reservas de combustibles fósiles conocidos deben mantenerse en el suelo si la humanidad quiere evitar los peores efectos del cambio climático y llaman a comenzar “una revolución mundial de las energías renovables, garantizando acceso a la energía para todos y sobre todo para aquellos que más lo necesitan”.

Pero ¿es factible lograr una revolución mundial de las energías renovables? Los expertos dicen que es posible, aunque se necesitará tiempo.

“Es difícil imaginar un mundo sin petróleo. Pero un día, sin embargo, lejos en el futuro, vamos a vivir en un mundo sin petróleo “, explicó a Metro Jeremy Shere, autor del libro” Renovable: El Poder Cambiante Mundial de la Energía Alternativa” .

El escritor británico añade que las energías renovables como “parques eólicos y plantas solares se están volviendo cada vez más comunes”.

Actualmente las energías renovables ya están dando la batalla a los combustibles fósiles; por ejemplo, la e-nergía solar reportó algunos avances espectaculares en países como Estados Unidos (donde la capacidad solar representa 36% de la nueva capacidad de energía) y en Alemania (donde la energía solar generó la mitad de la electricidad del país un día de junio de 2014). Por su parte, Costa Rica pasó los primeros 75 días de 2015 sin necesidad de utilizar combustibles fósiles como el carbón o el petróleo para generar electricidad.

Además de las energías renovables más populares como la solar, la eólica y los biocombustibles creados a partir del maíz, los científicos están trabajando en proyectos que impliquen el uso de hojas de tabaco para crear combustibles y la ge-neración de un combustible líquido a partir de energía solar.

“Hay muchos (avances científicos en materia de energía renovable), pero creo que los avances en el área de investigación del lla-mado combustible solar son más importantes”, explicó Roland Wengenmayr, autor de “Energías renovables: Conceptos de energía eostenible para el futuro”.

El también periodista alemán añadió: “El mundo tiene sed de verdaderos combustibles verdes, y el combustible solar puede ser capaz de satisfacer esta sed en el largo plazo”.


Con tantas opciones de energía renovable, ¿por qué la humanidad sigue utilizando combustibles fósiles?

La respuesta es simple, según los expertos: “El petróleo es demasiado barato”, dijo Wengenmayr. “El petróleo sigue siendo un jugador importante porque todavía es relativamente abundante y barato y porque la energía de infraestructura (tuberías) se construye para el petróleo”, dijo Shere.

La opinión es clara: el mundo debe dejar de utilizar combustibles fósiles que contribuyen al calentamiento global con la producción de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, los expertos coinciden en que las energías renovables aún se enfrentan a muchos desafíos.

Shere explica que el costo (la energía renovable es simplemente demasiado cara para competir con los combustibles fósiles), la percepción (para muchas personas, las tecnologías renovables siguen siendo una fantasía liberal), la tecnología (faltan más avances tecnológicos para hacer estas energías más asequible) y la política (las energías renovables necesitan el apoyo del gobierno para prosperar y crecer) son los retos más importantes para las energías renovables.