El mundo se solidariza una vez más con Francia por el ataque a Niza, que la noche de este 14 de julio (tiempo local) dejó al menos 73 personas muertas y cientos de heridos, en un ataque que ya es considerado terrorista. 

Mensajes como #PrayForNice o "Pensées pour Nice" inundaron las redes sociales instantes después de que se conoció la magnitud de la tragedia. La cifra comenzó a aumentar rápidamente hasta alcanzar casi la mitad de muertos que dejaron los atentados terroristas del 13 de noviembre de 2015, donde murieron 130 personas en diversos atentados en cafeterías, el Stade de France y la sala de conciertos Bataclán. 

Las muestras de solidaridad con Niza, Francia, en redes sociales

Instagram.com

Foto:

De acuerdo con las autoridades francesas, un autobús a alta velocidad se impactó contra las personas que estaban reunidas en el malecón para ver los juegos artificiales para conmemorar la Toma de la Bastilla, fiesta nacional en Francia. 

El conductor, según fuentes policiales, fue abatido por policías. El presidente François Hollande tuvo que regresar para sostener una reunión de emergencia sobre la respuesta a este ataque. 

Las muestras de solidaridad con Niza, Francia, en redes sociales

Instagram.com

Foto:

Desde el 13 de noviembre de 2015, Francia está en estado de excepción. Así se celebraron dos eventos deportivos de repercusión mundial: la Eurocopa 2016 y el Tour de Francia. Hollande anunció esta mañana que el estado de excepción sería levantado terminando la competencia ciclista: "No se puede estar de forma permanente en estado de excepción". 

Las muestras de solidaridad con Niza, Francia, en redes sociales

Instagram.com

Foto:

Armas y granadas: 

Christian Estrosi, alcalde de Nice, confirmó a medios locales que se encontraron armas y granadas dentro del autobús, confirmó la agencia AP. Se espera que haya más información al respecto en las próximas horas. 

La solidaridad también se mostró en Niza. Con el hashtag #PortesOuvresNiza (Puertas Abiertas en Niza), las personas podían ubicar casas de personas en las que pudieran estar a salvo, en caso de necesitarlo. 

Hasta el momento no se ha informado de la nacionalidad de los heridos, ni de los muertos. Las autoridades francesas piden estar alertas de sus comunicados.