Los robos de ganado y de otros animales que con frecuencia se producen en los dos lados de la frontera norte dominico-haitiana, mantiene preocupados a criadores y a las autoridades de los dos países caribeños.

Autoridades haitianas se reunieron con ganaderos del noreste de Haití en el Departamento de Fort Liberté, donde discutieron y escucharon sus quejas por los robos de animales por parte de dominicanos que, supuestamente, luego los trasladan a este país.

Esa misma queja la han transmitido, a las autoridades dominicanas, ganaderos dominicanos que denuncian que cuatreros haitianos irrumpen en sus corrales y fincas y que roban sus animales para llevarlos a su país.

Alarmados por esa situación, ganaderos criollos se reunieron en la provincia de Dajabón con autoridades castrenses y civiles y expresaron preocupación por los continuos robos de sus animales.

En el encuentro, los criadores de animales denunciaron que en solo un mes han perdido al menos 700,000 pesos, fruto de los robos de ganado por parte de cuatreros que, en la mayoría de los casos, trasladan los animales al vecino país de Haití.

En la reunión, el presidente de la Asociación de Ganaderos, Edwin Fondeur, declaró que están esperanzados en que haya una solución a los robos de animales en la línea fronteriza dominico-haitiana, y sugirió medidas a fin de bajar el índice de delitos que se están cometiendo en esta parte de la frontera.

Fondeur afirmó que el colectivo no apoya que desde territorio haitiano se traigan animales a este país, pero calificó de deplorable que, desde Haití, entren persona a República Dominicana a cometer ese tipo de delito.

Además, subrayó que el ganado robado en Haití y trasladado a territorio dominicano se entrega a sus propietarios, por lo que espera que haya reciprocidad desde el otro lado de la frontera.

El general Ramón Jiménez Peña, comandante de la cuarta Brigada del Ejército de República Dominicana, con asiento en Mao, dijo que, a partir de mañana domingo, se desplegaron en la zona 700 soldados que, recién terminado el semestre educativo, reforzarán la frontera como medida de prevención ante la posible comisión de delitos.

Esos soldados formarán parte de la operación escudo 2016, cuyo desarrollo pretende bajar los índices de delincuencia, gracias a la presencia efectiva y masiva en todos los lugares.

Por su parte, el director del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) general Carlos Aguirre Reyes, también presente en la actividad, añadió que esos militares reforzaran también ese organismo castrense en su accionar día a día en la frontera.

Se incorporarán a las labores de patrullaje de los miembros que ya estaban asignados a la seguridad de los colegios y juntas electorales tras las elecciones que se celebraron en el país el 15 de mayo.