La proximidad del 16 de agosto, cuando los ayuntamientos del país juramentarán nuevas autoridades y elegirán las presidencias de sus salas capitulares, comienza a generar preocupación por la potencial ocurrencia de conflictos entre dirigentes de los partidos políticos.

La advertencia viene desde los mismos políticos, quienes en  el pasado protagonizaron riñas por el control de las salas capitulares de algunos cabildos, como ocurrió en 2005, con cuatro muertos en el caso del distrito Sonador, de Piedra Blanca, Monseñor Nouel.

Desde entonces, los partidos pactaron que en cada ayuntamiento los regidores, una especie de legisladores municipales, elegirán como presidente de la sala a uno de sus compañeros que pertenezca al mismo partido del alcalde, que es el ejecutivo de la ciudad. Sin embargo, en esta ocasión, hasta ahora, parece ser que la tradición se romperá.

El 29 de julio, el presidente del opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle, argumentó que la propuesta de que en cada ayuntamiento se escoja de presidente a un regidor del mismo partido del alcalde, “no procede en esta ocasión por las particularidades que se dan en cada municipio y en distritos municipales”.

“Nosotros estamos trabajando en estos momentos para unir los regidores en cada cabildo del país para escoger bufetes directivos de oposición en procura del equilibrio que necesita nuestra democracia”, afirmó el presidente del PRSC, aliado del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Dijo esto en virtud del amplio control que ha alcanzado el partido de gobierno en todas las instancias del Estado.

El secretario de Asuntos Municipales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Ignacio Ditren, dijo ayer que esa fuerza prevé solicitar a la Policía Nacional protección en los cabildos para evitar desordenes el próximo 16 de agosto.

Pidió a esos partidos “que se están comportando de una forma bravucona y altanera, que por lo menos le pidan a sus regidores que tengan un comportamiento adecuado y decente y que no haya hechos que lamentar”.

Además advirtió que en caso de que se mantenga la negativa de la oposición de pactar con el oficialismo para elegir los regidores que presidirán las salas capitulares, el PLD y sus aliados impondrán su mayoría en los municipios.

El martes, el Comité Político del PLD decidió formar una comisión que busque consenso entre con los regidores de los partidos aliados en la conformación de los concejos de regidores.

El presidente de la Asociación Dominicana de Regidores (Asodore), Julián Roa, recordó el dicho de que “es mejor buscar un mal arreglo que un buen pleito”.

Además el presidente de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), Rafael Hidalgo, pidió también que prevalezca la armonía “que siempre es importante y necesaria, y que se respete la democracia interna de las salas capitulares”.

Esta semana el Partido Revolucionario Moderno (PRM) anunció su respaldo a la propuesta del PRSC, en el sentido de que la oposición se una para controlar las salas capitulares de las alcaldías.