El papa Francisco sufrió una caída este jueves, cuando se dirigía al altar para presidir una misa en el santuario de Jasna Gora, durante su viaje apostólico a Polonia.

Los hechos sucedieron en la ciudad polaca de Czestochowa, donde Francisco celebró una misa para conmemorar el 1050 aniversario del “Bautizo de Polonia”, en la que se celebra el bautizo del príncipe Mieszko I, que llevó oficialmente la cristianización a su reino.

Francisco, de 79 años de edad, padece de ciática, una enfermedad que le provoca dolor en las piernas y en la parte baja de la espalda, por lo que en algunas ocasiones le cuesta trabajo viajar, según ha contado en algunas entrevistas a medios de comunicación. En las imágenes se pudo ver cómo el Sumo Pontífice pierde el equilibro al resbalar en un escalón. Unos segundos después, Francisco se reincorporó y continuó con la misa ante miles de asistentes y millones de espectadores quienes siguieron el evento a través de la televisión.   

Este viaje a Polonia, país donde nació Juan Pablo II, tendrá una duración de cinco días y se realiza en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud. Llegó el miércoles 27 de julio y concluirá el próximo domingo.