A unos días de que el Pontífice pise suelo mexicano fueron presentados los cinco papamóviles en los que Francisco hará los recorridos públicos durante su visita en la Ciudad de México, el Estado de México, Chiapas, Michoacán y Chihuahua. Las unidades descubiertas son dos jeeps y tres tipo pick-up; estos últimos fueron adaptados en México.

Héctor Mena, distribuidor de Chrysler en la Ciudad de México, comentó en entrevista con Metro México que las tres camionetas fueron entregadas en comodato a la Nunciatura Apostólica de México. Los jeeps son los mismos que usó Jorge Mario Bergoglio en su reciente visita a Estados Unidos y serán regresados a dicho destino. De igual forma, hay seis vehículos Fiat 500 L que ya lucen con banderas del Vaticano.

En el hangar presidencial, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Eugenio Lira, confirmó que ninguna unidad está blindada porque así lo pidió el Papa.  Añadió que el pontífice dijo que él asumía la responsabilidad de su seguridad al no tener blindaje en su transporte terrestre.

Acompañado por el nuncio apostólico en México, Christophe Pierre, monseñor Lira bendijo los vehículos ante los medios de comunicación.