El presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero, insistió en que el paro que convocó para la jornada de hoy en los hospitales públicos dominicanos ha sido acogido en todo el país, y anunció que las acciones continuarán y que, incluso, serán intensificadas.

Con esta huelga, el colectivo pretende lograr que se destine el 5% del PIB al sector sanitario, de cara a que se apliquen mejores condiciones laborales, mejora del sistema sanitario nacional, pensión digna para los médicos, o aumento salarial, entre otras.

En una rueda de prensa en la maternidad La Altagracia, Ariel Suero aprovechó para mostrar las condiciones en que se encuentra el área de cocina de la maternidad cuya reconstrucción se prolonga ya por cuatro años.

Además, denunció que los alimentos para los médicos y personal de salud se cocinan en furgones, colocados en un área de cuestionables condiciones de higiene.

En líneas generales, los trabajadores de los hospitales del Gran Santo Domingo han secundado la convocatoria de huelga y, durante la jornada, personal médico, de enfermería, farmacéuticos y otro de apoyo se han apostado en la parte frontal de los centros para poner de manifiesto sus exigencias mediante carteles y coreando consignas.

Sin embargo, el Hospital Regional Marcelino Vélez Santana, en Herrera, Santo Domingo Oeste, no asumió el llamado a paro y los pacientes que llegaron al área de consultas desde diferentes puntos del país fueron atendidos sin ningún problema.

En cuanto a los 34 hospitales de la región Norte, el paro se ha seguido parcialmente, ya que parte del personal de esos centros continuaron trabajando con normalidad, mientras algunos médicos y enfermeras participaron en las concentraciones de protesta.