El presidente de Francia, François Hollande, dijo que el avión de Egyptair que desapareció la madrugada de ayer cuando cubría la ruta París-El Cairo “se estrelló y se perdió”.

Hollande dijo que no hay que descartar ninguna hipótesis, incluida la terrorista, y señaló que su país está en contacto con las autoridades griegas y egipcias para enviar aviones y barcos que puedan participar en la búsqueda del aparato.

Las informaciones que Francia ha recopilado con Egipto, según indicó Hollande en una conferencia en París, “confirman que, desgraciadamente, este avión se ha estrellado y se ha perdido”.

Hollande subrayó su deber para que se sepa “todo lo que ha ocurrido” y reiteró que “cuando sepamos la verdad, tendremos que sacar todas las conclusiones”.

Por ahora, añadió, “tenemos que privilegiar nuestra solidaridad con las familias y la búsqueda de las causas de la catástrofe”.

El mandatario dijo estar en contacto con las autoridades griegas y egipcias para “enviar barcos y aviones para saber dónde cayó” el Airbus A320 de Egyptair, que despegó la noche del miércoles del aeropuerto Charles de Gaulle de París, y con el que se perdió el contacto cuando salía del espacio aéreo griego y entraba en el egipcio.

Hollande confirmó que entre las 66 personas que viajaban a bordo había 15 franceses y apuntó que se han tomado “todas las disposiciones para acompañar a las familias y mantenerlas informadas”, lo que incluye la puesta en marcha de un comité de crisis.