El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, calificó de "injusto" el informe sobre el país remitido por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), que exhorta a la República Dominicana poner fin a la privación retroactiva de la nacionalidad de los afectados por la sentencia del Tribunal Constitucional (TC).

El funcionario aseguró que la República Dominicana es el único país que ha puesto en marcha un plan migratorio integral para regular la situación de miles de indocumentados.

"Los dominicanos, como ciudadanos, tenemos la obligación de defender nuestra nacionalidad y nuestra soberanía y, segundo, como Estado, tenemos la responsabilidad de preservar la independencia y la soberanía", subrayó Rosario en el marco de un acto en el Altar de la Patria, donde la JCE depositó una ofrenda flora por el mes de la Patria.

El presidente de la JCE también utilizó hoy sus cuenta de Twitter para criticar el informe de la CIDH.

"Al ritmo que vamos, la CIDH redactará por nosotros la constitución, leyes y sentencias de República Dominicana", escribió.

Asimismo, insistió en que la República Dominicana "es el único país de América que implementa una reforma migratoria integra".

Tras darse a conocer ayer el informe, la Cancillería señaló que este documento contiene "datos inexactos, prejuicios, juicios obsoletos y graves omisiones", en franco desconocimiento de los "significativos avances" alcanzados en el país en esa materia.

"El Gobierno de la República aprecia los reconocimientos que la CIDH hace en su informe al Estado dominicano en materia de avances en la protección de los derechos humanos, pero lamenta profundamente que dicho documento esté cargado de informaciones y juicios obsoletos, desconocedores de cambios significativos y sesgados a partir de una visión incompleta y hasta prejuiciada de la realidad", dijo la Cancillería.