El presidente haitiano, Michel Martelly, dijo que las elecciones presidenciales previstas para el próximo domingo siguen adelante, y que la retirada de uno de los dos candidatos "no puede detener el proceso".

En declaraciones a los medios tras inaugurar la XXI reunión ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), en Puerto Príncipe, Martelly insistió en que "todo está listo" para la celebración de las elecciones y la "transición democrática" el próximo 7 de febrero.

A su vez, acusó a la oposición de ser la culpable de la crisis política que vive el país y les acusó de tener "miedo" del resultado de los comicios.

La declaración del presidente viene tras el anuncio de retirada, este lunes, del candidato opositor, Jude Celestin, quien concurría junto al oficialista, Jovenel Moise, y en medio de protestas violentas en varios ciudades del país y un Consejo Electoral Provisional (CEP) con solo unos pocos miembros ejerciendo plenamente como consejeros tras la dimisión de varios de ellos.

Está previsto que se reúna el Senado e inste a que se suspenda el proceso electoral y la celebración de una segunda jornada de protesta de la oposición en las calles de la capital contra "unas elecciones fraudulentas y Martelly".

Haití amaneció con una fuerte presencia policial en varias zonas del país tras varios incidentes violentos en el norte y la capital registrados este lunes.

La violencia callejera ha provocado esta semana la cancelación de la llegada de cruceros que tocan el enclave turístico de Labadee, en Cabo Haitiano (norte), que recibe miles de turistas al mes.

Este domingo 24 está prevista la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, cita que ya se ha pospuesto dos veces desde la convocatoria original, el 27 de diciembre pasado.

Según la Ley electoral, el candidato que renuncie será sustituido por el tercero más votado en la primera vuelta, celebrada el 25 de octubre pasado, que fue Moise Jean Charles, que tampoco tiene intención de concurrir.