El presidente de Haití, Michel Martelly, afirmó hoy que si alguien pone sobre la mesa una mejor solución a la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales previstas para este domingo 24 de enero, aplazará la cita electoral.

El mandatario se dirigió a la población a través de la Televisión Nacional haitiana, tan solo unas horas después de que el Senado votara anoche a favor de recomendar que se pospongan los comicios, tal y como ha pedido la oposición, argumentando fraude en la primera vuelta del pasado 25 de octubre.

Aún así, Martelly insistió en que "todo está listo para las elecciones del domingo", y consideró que esta segunda vuelta es "necesaria y tenemos responsabilidad para organizar las elecciones".

El presidente acusó a la oposición de ser responsable de la crisis electoral que vive el país, después de reiteradas protestas en las calles, en ocasiones violentas, para pedir el aplazamiento, y de la renuncia oficial del aspirante opositor, Jude Celestin, a concurrir a los comicios.

Martelly recordó que ha tratado de organizar unas elecciones desde 2012, pero "la oposición siempre busca una manera de bloquear el proceso".

La insistencia del presidente en mantener la convocatoria electoral ha generado protestas a lo largo de esta semana en diversas ciudades del país por parte de la oposición, que ayer anunció que, desde mañana viernes, retomará las movilizaciones, y que tiene intención de prolongarlas durante el sábado y el mismo día de los comicios.

Ante este desafío, el primer ministro, Evans Paul, anunció que el Gobierno no va a aceptar que haya protestas desde 48 horas antes de las elecciones, y aseguró que mantiene el diálogo con distintos sectores para salvar el proceso.

Para Paul, existen dos opciones, "una es caos y la otra es la celebración de la segunda vuelta" electoral, por lo que instó a todos los partidos a encontrar una solución y que contribuyan a evitar que la crisis empeore.

Fuentes cercanas a la oficina del primer ministro aseguraron anoche a Efe que el Gobierno haitiano estaría dispuesto a posponer la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, siempre y cuando la oposición cumpla con una "serie de condiciones", no especificadas.

Sin embargo, la fuente hizo hincapié en que si la oposición se niega a cumplir esas condiciones, el Gobierno continuará adelante con el proceso electoral, y estará dispuesto a celebrar la segunda ronda de votaciones el domingo próximo.