El primer ministro, Evans Paul, llamó a las fuerzas del país a unirse para facilitar la transición, después de que concluyera este domingo el mandato del presidente Michel Martelly, sin que se eligiera a su sucesor, debido a la prolongada crisis política que afecta a la nación.

El primer ministro, a quien le quedan unos tres días en el cargo, es uno de los posibles candidatos para liderar la transición.

"Hoy es un día muy especial para el país. El presidente dejó el poder sin un sucesor, ahora a nosotros nos toca encontrar una solución", dijo Paul en un mensaje esta noche a la nación.

En ese sentido, llamó a los partidos políticos y a los parlamentarios unirse para buscar una solución lo más pronto posible.

"Tenemos un gran desafío, tenemos que dar todo por Haití. Todos a dialogar para solucionar la crisis", subrayó en su alocución.

La Asamblea Nacional creó hoy una comisión bicameral para empezar a recibir candidatos para suceder a Michel Martelly.

El proceso, según se ha informado, durará cinco días.

El Ejecutivo y el Parlamento de Haití acordaron ayer constituir un gobierno provisional para evitar un vacío de poder al concluir hoy, domingo, el mandato de Martelly.

El acuerdo establece un Gobierno de transición de un mandato de 120 días que deberá organizar elecciones el 24 de abril próximo.

El presidente que salga de esos comicios deberá jurar el cargo el 14 de mayo, según algunos de los detalles divulgados del acuerdo.

El pacto político incluye que el Congreso Nacional elegirá a un nuevo presidente "en los próximos días".

En el marco del acuerdo para encontrar una salida a la crisis electoral, personalidades políticas pueden presentarse ante la Asamblea Nacional para presentar su candidatura.

Haití tenía previsto celebrar el pasado 24 de enero la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que fueron aplazadas dos días antes por el Consejo Electoral Provisional (CEP) ante la situación de violencia que vive el país y que ha dejado al menos cuatro muertos.