La primera dama Cándida Montilla de Medina aseguró este lunes que pone todo su empeño, no solo en la concienciación de las mujeres, sino también en la prevención efectiva del cáncer de mama.

Montilla de Medina habló al encabezar la presentación de la campaña de concienciación sobre el cáncer de mama, que cada año desarrolla su Despacho bajo el lema, "Luchemos Hasta Detenerlo" y "Anímate a Cuidarte".

Proclamó que luchar contra el cáncer de mama no puede ni debe ser una frase de ocasión, sino un compromiso activo de todas las mujeres con ellas mismas, con su familia, y con la sociedad.

"Luchar contra el cáncer de mama es arrimar el hombro para potenciar a favor de todas las mujeres las políticas preventivas y de atención que desarrolla el sistema de salud pública", dijo la primera dama en un documento servido por la Dirección General de Comunicación (Dicom).

La esposa del presidente Danilo Medina explicó que desde el Despacho de la Primera Dama, a través del programa Mujeres Saludables, "nos empeñamos en aportar nuestro grano de arena no solo a la concienciación de las mujeres, sino también a la prevención efectiva de esta enfermedad".

Desde septiembre de 2014 hasta este 2015, el Despacho, a través del programa Mujeres Saludables, ha brindado atención a damas de entre 15 y 65 años de edad, en todo el país, pertenecientes a sectores sociales vulnerables.

Mientras que 11.463 mujeres se han practicado sus mamografías y 14.364 personas han participado en charlas y talleres sobre la prevención del cáncer de mama, en casi todo el territorio nacional.

Con estas cifras, agregó la información, Mujeres Saludables benefició a 57.456 personas en el período septiembre 2014-2015.

En ese mismo lapso, fueron realizados 153 operativos en 148 comunidades, en los que han sido practicadas las mamografías gratuitas, lo que eleva considerablemente el número de las beneficiarias, respecto al año anterior.

Para llevar a cabo la labor de concienciación y mamografías gratis, el Despacho de la Primera Dama cuenta con cuatro mamógrafos móviles que recorren en forma programada las comunidades más lejanas y pobres de todo el país; así como con 14 mamógrafos fijos, ubicados en centros médicos de Santo Domingo, Santiago, San Juan de la Maguana, El Seibo, La Altagracia y La Vega.