La primera dama Cándida Montilla de Medina proclamó en Cuba que el Gobierno del presidente Danilo Medina centra su atención en la educación y la salud preventiva, dos pilares esenciales para el desarrollo social y económico de su país.

Montilla de Medina habló durante la firma de un acuerdo con el Gobierno de Cuba para fortalecer los procesos de adiestramiento y aprendizaje del personal del Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID).

El convenio fue suscrito entre la primera dama dominicana y el ministro de Salud Pública de esa nación caribeña, Roberto Morales Ojeda, en presencia de otros funcionarios de esa cartera y de la delegación que acompaña a la esposa del presidente Danilo Medina.

El pacto firmado permitirá 'viabilizar' el entrenamiento de fisiatras y médicos dominicanos en novedosas terapias de rehabilitación, según destacó un comunicado servido por la Dirección General de Comunicación (Dicom).

Al pronunciar palabras de agradecimiento, Montilla de Medina citó entre estas terapias la hidroterapia, la equino-terapia, los implantes coclear, la logopedia, la foniatría y el tratamiento de Parkinson en infantes.

Manifestó que el Despacho de la Primera Dama y su Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID) recibirán el beneficio de la reconocida y bien ponderada experiencia médica cubana, para ser puesta al servicio de los sectores más vulnerables de República Dominicana.

Con estas enseñanzas, expuso, los especialistas estarán en mejores condiciones de tratar la parálisis cerebral, el síndrome de Down y los Trastornos del Espectro Autista (TEA), que son las condiciones en las que el CAID brinda sus servicios a niños de entre 0 a 10 años de edad.

"El CAID es un proyecto que no sólo representa la oportunidad de que niños y niñas con discapacidad accedan a servicios terapéuticos de calidad, sino que también expresa la voluntad de que sean protagonistas de políticas de inclusión que salvaguarden su dignidad como personas", dijo Montilla de Medina, en la firma del acuerdo con el Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Expresó que el CAID "se ha convertido en la esperanza para una población vulnerable como pocas. Una población que hasta 2013, cuando este proyecto comenzó a andar, había sido relegada de los beneficios de la atención especializada".

La primera dama de la República explicó que con la firma del acuerdo, su Despacho tendrá acceso a la alta calidad de los servicios médicos que prestan prestigiosas instituciones de salud de Cuba.

Entre estos, Montilla de Medina citó los Centros Internacional de Salud "Las Praderas" y el de Restauración Neurológico (CIREN); así como el hospital Julio Díaz, una entidad nacional de rehabilitación.

También, expresó la satisfacción de suscribir tan importante acuerdo en una nación en la que resplandecen la heroicidad, la grandeza de espíritu, los ideales, sencillez, esfuerzo, inteligencia y tenacidad de su pueblo.

Recordó los lazos históricos que unen a Cuba y República Dominicana, expresados en el "Manifiesto de Montecristi", firmado el 25 de marzo de 1895, por el héroe nacional cubano José Martí y el patriota y militar dominicano Máximo Gómez.

De su lado, el ministro de Salud Pública de Cuba resaltó los esfuerzos que desarrolla el presidente Danilo Medina para impulsar las políticas de salud preventiva y garantizó que el país puede contar con la colaboración del gobierno de su nación en sus esfuerzos por fortalecer cada vez más el sistema.

Previo a la firma del acuerdo, Montilla de Medina sostuvo un encuentro con la vicepresidenta del Consejo de Estado de Cuba, Gladys María Bejerano, con quien abordó diferentes temas relativos a las políticas públicas aplicadas en República Dominicana.

La vicepresidenta Bejerano elogió la gestión del presidente Medina en materia de Educación y reveló que es una permanente observadora de los procesos de control y manejo presupuestario en República Dominicana, muchos de cuyos funcionarios, dijo, son sus viejos amigos.