El Juzgado de la Instrucción del Distrito Judicial de San Juan impuso medida de coerción contra dos hombres por su participación o complicidad en asesinar a tiros a un joven, en un hecho ocurrido en una discoteca de esta localidad el pasado 6 de junio.

La Porcuraduría informó, en un comunicado, de que el tribunal impuso prisión preventiva contra Mártires Nin Medina, alias Toti, y Eduard Turbí De León, alias Bili.

Supuestamente, los imputados dispararon a José Luis Rodríguez, alias Bebé, de 26 años de edad, en diferentes partes del cuerpo, y ahora se encuentra ingresado en un centro de salud bajo pronóstico reservado.

El hecho se produjo cuando la víctima se encontraba frente al centro de diversión. En ese momento  transitaba por el lugar un vehículo marca Infiniti color gris placa G087697, desde cual les dispararon cuatros disparos que impactaron en su abdomen, tórax, espacio intercostal derecho, hemitorax interior y antebrazo derecho.

El Ministerio Público, a través de la Procuraduría Fiscal que dirige Salín Valdez Montero, ha dado al caso la calificación jurídica provisional de asociación de malhechores, tentativa de asesinato, y violación al artículo 39, párrafo III, de la Ley 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas.

Durante labores de inteligencia y rastreo dirigidas por el fiscal Francis Amaurys Bidó Matos, conjuntamente con miembros de la Policía Nacional, fue ejecutada en contra de los imputados la orden de arresto No.1297/16.

Al momento de las detenciones al nombrado Mártires Medina le fue ocupada una pistola marca Carandai 9mm con su cargador y cinco cápsulas.

En la audiencia para conocer la solicitud de medida de coerción el Ministerio Público estuvo representado por el fiscal José Manuel Bello Orozco, quien presentó diferentes pruebas que vinculan a los imputados con los hechos acontecidos frente al centro de diversión.

La medida de coerción impuesta deberá ser cumplida en la cárcel pública de esta ciudad de San Juan de la Maguana.