El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional Honorio Suzaña impuso seis meses de prisión preventiva a tres agentes de la Policía Nacional acusados de matar a tres jóvenes durante un tiroteo en el sector María Auxiliadora, informó hoy la Fiscalía en un comunicado.

Se trata de los rasos Mario César Beriguete Montero, Joselin Montero Montero, y del cabo Máximo Enrique Cruz Ruiz, a quienes se les imputa darles muerte a las víctimas Edward Jeffrie Villar Matos, Rafael Andrés Hernández Ortíz y Wellington Féliz Genao.

El hecho ocurrió el 17 de agosto del 2014, cuando los miembros de la uniformada realizaban labores de patrullaje en la calle Juana Saltitopa del sector Villa María.

"Fueron abordados por unas féminas que se disponían a salir de una discoteca, las cuales les manifestaron que habían sido atracadas por varios desconocidos que viajaban a bordo de tres motocicletas y demás datos ignorados", narró la Fiscalía.

Asimismo, se detalló que tras profundizar las investigaciones, no se pudo corroborar el hecho de que los agentes la emprendieron a tiros contra los jóvenes en respuesta a una agresión iniciada por éstos.

"Ante la ausencia de pruebas que puedan ilustrar sobre las circunstancias en las que perdieron la vida estas tres personas, el Ministerio Público realizó una investigación científica que certifica que los mismos recibieron varios disparos mortales en la cabeza y en distintas partes del cuerpo a corta distancia" explicó la procuradora fiscal investigadora Cleyris Desireé Polanco Luzón.

También indicó que el análisis realizado a todas armas de fuego difiere sobre la versión del supuesto intercambio de disparos, ya que solo fueron colectados tres casquillos inservibles de las armas de fuego que, supuestamente, usaron las víctimas, mientras que de los proyectiles de los agentes se ocuparon 11 casquillos.

El Ministerio Público ha calificado la conducta de los miembros policiales de violación a los artículos 265, 266, 295, y 304 del Código Penal Dominicano.

Los acusados deberán cumplir la medida cautelar en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo-Hombres.