El Juzgado de la Instrucción de San Pedro de Macorís dictó un año de prisión preventiva, como medida de coerción, contra tres hombres que supuestamente secuestraron y le quitaron la vida a igual número de choferes, cuyos restos fueron encontrados en una fosa, próximo a la Autovía del Este.

El viernes pasado le fue impuesta coerción al hombre encargado de comercializar los vehículos robados a los choferes.

Los imputados son Hugo Antonio Zorrilla, Hansel Mercedes y la exsargento mayor de la Policía Luz Divina Martínez, quienes se presume formaban parte de una red de delincuentes que operaba en todo el país, informó hoy la Procuraduría General.

Los tres están implicados en las muertes de los choferes Germán Arredondo, David Polanco y Gary Wilson Rodríguez Castro, quienes presuntamente fueron lanzados por una banda de atracadores a una fosa de entre 45 y 50 pies, para despojados de sus vehículos.

Entre 18 y 22 abogados representaron los familiares de las víctimas, mientras que un defensor público representó a Hugo Zorrila y un abogado privado defendió a Luz Divina y a Hansel Mercedes.

De acuerdo con un comunicado de la Procuraduría, los familiares de las víctimas manifestaron estar satisfechos con los trabajos desarrollados por el Ministerio Público y están confiados y trabajando en conjunto para lograr las condenas máximas contra todos los implicados.