Dirigentes del Partido Revolucionado Moderno consideraron que el simulacro de recuento de votos y transmisión de resultados realizado por la Junta Central Electoral (JCE) fue un "fracaso" y puso en evidencias las "deficiencias" del proceso.

El simulacro, que inició con retrasos debido a las lluvias e inconvenientes con el tema transporte, contó con la participación de el grupo técnico de la misión de observación de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La prueba estaba prevista realizarse en 2,017 mesas electorales.

El "simulacro de elecciones es un fracaso. Desnuda debilidades del proceso. Confirma el Partido Revolucionario Moderno tiene razón al exigir conteo de votos", escribió en su cuenta de Twitter el presidente en funciones del PRM, Orlando Jorge Mera.

Por su lado, Faride Raful, candidata a diputada por el PRM, dijo que "los informes que nos están llegando acerca del simulacro del día de las votaciones, son de preocupación".

A su vez, Alberto Atallah, candidato a senador del PRM por el Distrito Nacional, aseguró que visitó centros de votación y constató "deficiencias" por parte del personal de la JCE.

Mientras que el diputado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) por La Romana, Pedro Botello, afirmó que el simulacro de la Junta Municipal de La Romana "ha sido un total fracaso".

Por ello, aseguró, es necesario el conteo manual de los votos, como reclaman otros dirigentes de la oposición.