El PRM depositó una acción de amparo en solicitud de que, cumpliendo la ley, la Superintendencia de Electricidad haga una rebaja en la tarifa eléctrica de al menos un 20% en favor de sus usuarios, hogares y empresas.

La acción de amparo documenta cómo todos los combustibles que se usan la generación de electricidad en el país, han reducido sus precios sustancialmente entre agosto 2014 y agosto 2015, en especial todos los derivados del petróleo, pero también el carbón y el gas natural.

Apoyado en certificaciones de la Superintencia de Electricidad, el documento establece cómo han bajado otros costos del sistema, pese a lo cual las EDES mantienen una tarifa muy alta, vulnerando la Ley de Electricidad y derechos de los usuarios establecidos en la Constitución.