El Partido Revolucionario Moderno (PRM) pidió esta noche al presidente de la República, Danilo Medina, que esclarezca ante el país sus vínculos con el brasileño João Santana, contra quien la justicia brasileña emitió esta mañana una orden de detención por sus vínculos con el escándalo de Pretrobras.

En rueda de prensa ofrecida en su casa nacional, el secretario general Jesús Vásquez, los presidentes en funciones Orlando Jorge Mera y Geanilda Vásquez, el vicepresidente Franklin García Fermín y otros dirigentes afirmaron que "ante la orden de detención dispuesta por la justicia de Brasil en contra del señor Joao Santana, quien ha sido asesor desde el 2012 de la campaña presidencial del presidente Danilo Medina, el PRM exige al mandatario dominicano explicar al país los alcances de este vínculo".

"Estamos ante un hecho en el que la figura presidencial se vería asociada a alguien acusado en su país de graves actos de corrupción, de acuerdo a las investigaciones que lleva a cabo la justicia brasileña", plantearon los dirigentes opositores.

Recordaron que en julio del año pasado, el PRM advirtió de la presencia de Santana en el país, quien desde entonces era sindicado por sus alegados vínculos con la corrupción.

"El PRM solicita al presidente Danilo Medina no obstaculizar, en todo su alcance, el proceso investigativo iniciado en contra de su asesor Joao Santana", concluyeron los dirigentes perremeístas su declaración a la prensa.

Esta misma tarde, el publicista presentó su renuncia mediante una carta, en la que Santana solicitaba que se le desligara con "carácter inmediato" de la campaña de Medina para no afectar los intereses del partido de Gobierno, y poder ir a Brasil a defenderse de las acusaciones de las que es objeto.

La dimisión de Santana se produjo tras la orden de prisión emitida por la justicia brasileña por su supuesta vinculación con el escándalo en la estatal Petrobras.

De acuerdo con la investigación, Santana habría recibido hasta tres millones de dólares a través de empresas 'offshore' (en paraísos fiscales) vinculadas a la compañía constructora Odebrecht, una de las mayores de Brasil, con operaciones en decenas de países, muchos de ellos de América Latina.