El Partido Revolucionario Moderno (PRM) insistió en que el presidente del país, Danilo Medina, debe propiciar el consenso a favor de la imparcialidad de los futuros miembros de la Junta Central Electoral (JCE) y el Tribunal Superior Electoral (TSE).

En una declaración firmada por su presidente y secretario general, Andrés Bautista y Jesús Vásquez, respectivamente, el PRM señaló que Medina "eliminando la doble agenda de su partido en el Congreso Nacional, es quien tiene la decisión del reinicio de las conversaciones conducidas por Agripino Núñez Collado en procura del consenso por un sistema electoral institucionalmente fuerte".

"Los órganos electorales llamados a organizar los comicios y a dirimir los conflictos en la materia no pueden seguir estando al servicio de un partido político, en franco abuso a los principios democráticos más elementales", señalaron.

En ese sentido, expresaron el rechazo del PRM al reparto político partidario de los órganos electorales.

"Exigimos la constitución de una Junta Central Electoral y un Tribunal Superior Electoral independientes e imparciales, que no estén al servicio de los partidos políticos y cuyos integrantes sean escogidos en razón de su probidad, objetividad y capacidad profesional, y sin vínculos partidarios conocidos", agregaron.