El Partido Revolucionario Moderno (PRM) anunció que no tiene intención de acudir mañana a la junta Central Electoral (JCE) para retirar personalmente sus credenciales, ya que aún no se ha fallado sobre decenas reclamos interpuestos ante instancias judiciales en relación candidaturas locales y nacionales.

La JCE ha programado para este jueves 7 de junio la entrega de acreditaciones, algo que para el PRM es una burla más a las organizaciones políticas y a la ciudadanía por parte de la institución, porque supone dar como ganadores a candidatos que no han cumplido los rigores procesales y que no acumulan los votos a su favor para ser reconocidos como vencedores.

Por ese motivo, el PRM ha instruido a sus militantes para que acudan a recibir sus credenciales hasta que no culmine el proceso legal en cada uno de los casos sometidos a revisión y reclamados como victoriosos por sus candidatos.

Una nota firmada por Andrés Bautista y Jesús Vásquez, presidente y secretario general de la formación, respectivamente, anuncia que la organización ofrecerá detalles de los casos aún en cuestionamiento, en una rueda de prensa convocada este jueves a las 10:00 de la mañana.

El partido opositor hizo un llamado al organismo electoral "a someterse a su propia legalidad para que sean legitimados todos los cargos votados por el pueblo en las elecciones del 15 de mayo, y que el partido de gobierno pretende arrebatar, en contubernio con las juntas municipales y con el amparo de la máxima instancia de elecciones del país."