El Partido Revolucionario Moderno (PRM) solicitó hoy a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) intervenir para que se aclare el asesinato en abril de 2015 del periodista Blas Olivo Santana.

El PRM instó a la SIP, que realiza su reunión de medio año en la localidad turística de Punta Cana a respaldar a la familia de Olivo y al Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) "así como a la sociedad en sentido general para que sea esclarecido el asesinato del comunicador y sus culpables intelectuales y materiales sean condenados a pagar tan abominable crimen".

"Solicitamos a esa honorable asamblea hacerse eco de las solicitudes del CDP y de la familia de Olivo, a los fines de que respalden sus esfuerzos de esclarecimiento total de un asesinato que constituye un atentado a la libertad de prensa y al respeto de los derechos humanos como pilares esenciales del sistema democrático", dijo en rueda de prensa el secretario general del partido opositor, Jesús Vásquez.

El político señaló que pese a la solicitud directa hecha por el CPD al presidente del país, Danilo Medina, el 17 pasado, el gremio de periodistas y la familia de Olivo denunciaron "el estancamiento de las investigaciones del asesinato y la negligencia que han demostrado las autoridades para instrumentar y sustentar el expediente".

Olivo, director de prensa de la Junta Agropempresarial Dominicana (JAD), fue encontrado muerto el 14 de abril de 2015 en la Autopista Duarte, próximo a Piedra Blanca, en Bonao.

El comunicador desapareció la noche antes cuando se trasladaba desde Bonao hasta Santo Domingo en su vehículo, el cual apareció chocado en la localidad de Palero, en Bonao.

La Policía atribuyó el asesinato a una peligrosa banda de delincuentes, cuyo líder, José Miguel Rodríguez Almonte (alias Job), murió en prisión dos meses después del crimen en medio de un supuesto enfrentamiento a tiros con agentes.