El Partido Revolucionario Moderno (PRM) manifestó hoy su rechazo por el informe que descarga al senador por la provincia San Juan de la Maguana, Félix Bautista, de diversas acusaciones de corrupción que se levantaron en varios países, y que una comisión del Senado debía investigar.

El presidente del PRM, Andrés Bautista y su secretario general, Jesús Vásquez, consideraron que la Cámara Alta se hizo cómplice del senador al aceptar un informe que lo exonera de acusaciones de soborno y apoyo financiero ilegal a candidatos presidenciales de países como Haití, Perú, Panamá, entre otros, fortaleciendo la coraza de impunidad que le ampara.

Una comisión de senadores, encabezada por el representante de la provincia de Santa Bárbara de Samaná, Prim Pujals Nolasco, tenía el cometido de indagar sobre la veracidad de las denuncias y, al cabo de dos años, rindió un informe descargando de toda responsabilidad a dicho senador.

"Es una vergüenza, una desfachatez y un acto de complicidad que el Senado" que, a su entender ha olvidado "su rol constitucional de fiscalizar las cuentas públicas, orientado a sanear y transparentar el ejercicio de los funcionarios públicos, incluyendo el de sus propios miembros", señalaron los dirigentes del PRM.

Además, aludieron a una reciente encuesta sobre corrupción en el mundo realizada por Transparencia Internacional, que situó el caso Bautista quedó en cuarto lugar entre los más impactantes , algo que "fue obviado por la comisión, representando este caso, una vergüenza internacional para todos los dominicanos."

En Haití, se abrió una investigación contra Bautista para esclarecer graves denuncias de corrupción por su presunto apoyo financiero y logístico al entonces candidato presidencial Michel Martelly quien, tras asumir la presidencia del gobierno haitiano le habría favorecido con grandes obras públicas sin el rigor legal correspondiente.

También fue vinculado por la fiscalía general de Perú en 2014 en una investigación por lavado de dinero, y en República Dominicana el Procurador General, Francisco Domínguez Brito, formuló una acusación fundamentada en un expediente de más de 400 páginas, que fue desestimado por la Suprema Corte de Justicia, liderada por Mariano German Mejía, miembro del Partido de la Liberación Dominica, al que Bautista pertenece.