El supermercado Juan ubicado en el municipio de San Francisco de Macorís fue multado con 200 salarios mínimos, según dio a conocer la directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina del Castillo.

El establecimiento comercial se encuentra cerrado desde agosto pasado, cuando inspectores de Pro Consumidor se incautaron de centenares de productos vencidos.

A raíz del operativo, los propietarios del supermercado encerraron durante horas a los inspectores y les amenazaron de muerte, lo que motivó la intervención de agentes de la Policía Nacional.

Luego del incidente, Pro Consumidor interpuso una querella contra el propietario del establecimiento, Juan Paulino, bajo acusaciones de secuestro y maltratado a varios inspectores de esa institución.

La querella fue recibida por el fiscal titular del distrito judicial de San Francisco de Macorís, Reggie Victoria, quien aseguró que le dará curso a las acusaciones.

Del Castillo dio la información mientras participaba este martes en una reunión con instituciones de cooperación, embajadas y ministerios del Gobierno dominicano a las que presentó los proyectos en marcha o a favor de los derechos de los consumidores.