Pro Consumidor pidió a las cadena internacionales de comida rápida instaladas en el país que se unan a la campaña de "Consumers Internacional", en el sentido de que dejen de servir carne de animales que reciben habitualmente antibióticos usados en medicina humana.

Pro Consumidor advirtió que como parte de "Consumers Internacional", de la cual es miembro, se hace eco de la campaña de resistencia a los antibióticos que está aumentando a niveles "peligrosamente altos" en todas partes del mundo.

La OMS ha advertido que, "sin una acción urgente, nos dirigimos hacia una era post-antibióticos, en la que las infecciones comunes y lesiones menores pueden volver a matar", recordó Pro Consumidor.

La organización que agrupa a 120 países dijo que alrededor de la mitad de los antibióticos producidos en todo el mundo se usan en la agricultura, con una gran cantidad utilizada para promover el crecimiento más rápido y prevenir, en lugar de tratar la enfermedad.

A pesar de la preocupación mundial por el uso excesivo de antibióticos, su uso en la agricultura debe aumentar en dos tercios para 2030: de 63.200 toneladas en 2010, a 105.600 toneladas en 2030.