El procurador general, Francisco Domínguez Brito, instruyó hoy a los procuradores fiscales titulares del Cibao a fortalecer las investigaciones para mantener en prisión a José Hamilton Ureña (alias Nino come mezcla), quien guarda prisión preventiva de tres meses acusado de ser el líder de una banda de sicarios y del tráfico de drogas en esa región.

"Estamos instruyendo de manera formal, no solamente a la instrumentación de los procesos de lavado como consecuencia de una actividad ilícita, sino también a una búsqueda exhaustiva de todos los casos de sicariato en los cuales se pueda encontrar involucrado el imputado", dijo el procurador en la comunicación remitida a los fiscales.

Domínguez Brito subrayó que el apresamiento y envío a prisión de Ureña "constituye uno de los ejes básicos y de los triunfos más relevantes que se han obtenido en el país contra el microtráfico y venta de drogas"

A la vez, destacó, que según las investigaciones preliminares, a la banda se le atribuye ser responsable de la muerte de más de 40 personas asesinadas como consecuencia de la lucha por el control de puntos de droga en diferentes ciudades de la región del Cibao.

La banda que presuntamente dirige está considerada como una de las más peligrosas "porque prácticamente controla la venta de drogas de cocaína y marihuana, además de poseer la mayor cantidad de equipos dedicados al sicariato", según Domínguez Brito.

A José Hamilton Ureña se le atribuye ser el responsable de la muerte de Leonel Raúl Reynoso Sánchez, Aneudy Antonio Rodríguez, Tatiana Angelina Cruz, Roberto Antonio Ciprián, Emilio Norto Solano (El Mello), entre otros.

Los jueces Andrés Reynoso Santana y Manuel Antonio Carela López, del Juzgado de la Instrucción de la provincia Hermanas Mirabal, le dictaron tres meses de prisión preventiva luego que el Ministerio Púbico presentó las pruebas que lo vinculan en los referidos hechos.

El imputado, considerado como el mayor distribuidor de drogas de las provincias de Santiago, Puerto Plata, María Trinidad Sánchez, Sánchez Ramírez, Hermanas Mirabal, Espaillat y zonas aledañas, fue detenido por la Fiscalía de Moca el 29 de octubre de 2015 con una orden de arresto del Ministerio Público de Salcedo.

De acuerdo con la acusación, las autoridades ocuparon a Ureña 497 porciones de un polvo blanco que se presume es cocaína, y 12 paquetes de un vegetal que supone ser marihuana, durante un allanamiento realizado a su propiedad ubicada en la comunidad de Ranchito, municipio Villa Tapia, de la provincia Hermanas Mirabal, un día previo a su arresto.

Supuestamente en ese lugar se empacaba la droga para su distribución, donde también fueron incautadas una balanza de peso, monitores de vigilancia, municiones para armas de distintos calibres, cargador para pistolas, entre otros objetos.

El imputado fue presentado ante el Juez de la Instrucción el 31 de octubre pasado para conocer la solicitud de medida de coerción presentada por el Ministerio Público, pero fue aplazada a petición de la defensa a los fines de estudiar el expediente y que su defendido fuera enviado a un médico legista.

Los procuradores fiscales, Pablo Osiris Molina Santos y José Ambioris Toribio Reyes, presentaron la solicitud de medida de coerción ante el referido tribunal, el cual ordenó que el imputado cumpliera la prisión preventiva en la cárcel pública de la provincia Hermanas Mirabal