La Procuraduría General de la República Dominicana solicitó a las autoridades de Panamá la cooperación jurídica internacional en materia penal que determine si existen nacionales con cuentas especiales en los denominados “Papeles de Panamá”, con el fin de ocultar transacciones financieras, para evadir el pago fiscal o relacionadas con el lavado de dinero, corrupción o cualquier hecho criminal.

El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, dijo, durante una rueda de prensa, que cada día se necesita la comunicación entre los Estados para promover la transparencia, con el propósito de que cualquier actividad ilícita sea registrada y que se le pueda dar el debido seguimiento penal.

Domínguez Brito presentó la comunicación donde solicita de manera formal a la señora Kenia Porcell, procuradora general de la República de Panamá, la asistencia para obtener las informaciones con el fin de iniciar una investigación y los impactos que pudieran tener en la nación dominicana.

El máximo representante del Ministerio Público subrayó que cualquier operación financiera que vulnera la seguridad nacional debe ser ventilada, y al mismo tiempo reconoció que en Panamá existen dominicanos con empresas que tienen un gran nivel de seriedad y honestidad.

“La solicitud tiene como fin obtener información relativa a una investigación que se realiza a raíz de la filtración masiva de aproximadamente 11,5 millones de documentos de la base de datos de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca y que ha expuesto un esquema de estrategias de evasión fiscal, de negocios ocultos y lavado de activos que estarían utilizando compañías dominicanas, mediante la creación de una multiplicidad de empresas offshore”, dice textualmente el documento enviado a las autoridades de Panamá.

Indica que esto permite ocultar la identidad verdadera del beneficiario, además de un posible enriquecimiento ilícito, acciones de lavado de activos y eludir el pago de impuestos en República Dominicana, entre otros ilícitos graves.