La directora ejecutiva de Profamilia, Magaly Caram, se mostró hoy partida de que los profesores reciban una capacitación adecuada para impartir educación sexual en la escuelas desde el primer grado.

"El modelo que pretende iniciar el Ministerio de Educación, y que nosotros apoyamos, debe iniciarse con un entrenamiento muy riguroso a los maestros desde el nivel primario", señaló Caram, que destacó la importancia de que empiecen a eliminarse los tabúes que existen en torno al sexo.

"Que con naturalidad se vea como una perrita engendra, como nace un animal, y explicar debidamente a los niños como papá y mamá se aman, y cómo se concibe un bebé", apuntó, durante la celebración del 50 aniversario de la entidad.

Además, la directora de Profamilia se mostró convencida de que la educación es el camino para reducir los índices de embarazos en adolescentes.

"Una educación sexual integral, debidamente elaborada y con seguimiento y metodología contribuirá en una reducción del embarazo no deseado, especialmente en niñas preadolescentes y adolescentes", afirmó.

"Nosotros creemos que los jóvenes que están sexualmente activos deben tener acceso a medios para evitar un embarazo y para evitar enfermedades de transmisión sexual", agregó Caram.

Por su parte, presidente de la junta directiva de la organización, Francisco Álvarez, también manifestó su satisfacción por la decisión del Ministerio de Educación de impartir en las escuelas la educación sexual integral como asignatura, aunque aludió a cuestiones pendientes en materia sexual.

En este sentido, afirmó que espera "que salgamos de esa lista de solo cinco países en el mundo que prohíbe todo tipo de aborto y que penalizan a la mujer y a los médicos en situaciones extremas", en las que la madre pone en peligro su vida por continuar con el embarazo, señaló.