La directora general del Centro de Desarrollo y Competitividad Industrial (Proindustria), Alexandra Izquierdo, definió como muy drásticos los requisitos establecidos por el gobierno haitiano para exportar a ese país productos como la harina de trigo y preparaciones en forma de cubo, tabletas y otras variantes de sopa y caldos.

El pasado 30 de junio entraron en vigor una serie e medidas para permitir que estos productos ingresen en el mercado haitiano, de modo que deberán contar "con una autorización de importación que se concederá a quienes los soliciten al ministerio de Comercio e Industria (MCI)", se explica en el aviso con el que se informa al público en general, "y en particular a los importadores", de esos artículos.

En el aviso se ordena que la solicitud de importación debe estar acompañada de cinco documentos debidamente autentificados, consistente, el primero, en la "opinión favorable" del Ministerio de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural de Haití.

La funcionaria señaló, en un comunicado, que las exportaciones hacia ese país en concepto de esos productos industriales ascendieron a los 53.63 millones de dólares, de acuerdo a las estadísticas de la Dirección General de Aduanas.

"El mercado haitiano es el segundo en importancia para las exportaciones dominicanas, por lo que esta medida afecta sensiblemente a los productores industriales que se dedican a la fabricación de esos productos y obviamente que a la economía", dijo Izquierdo.

Izquierdo consideró que los mecanismos para otorgar licencias de importación deben ser simples y claros y, bajo ningún concepto, constituirse en una traba para el comercio.

"Las estadísticas indican que la harina de trigo es el quinto producto de mayor importancia de los que se exportan hacia Haití, ya que el volumen exportado durante el 2014 fue de unos 80 millones de dólares", agrega.

Las decisiones, que fueron dispuestas por los ministerios de Comercio e Industria, de Economía y Finanzas (MEF) y el de Agricultura, Recursos Naturales y Desarrollo Rural (MARNDR), "son incoherentes con los compromisos asumidos en la Organización Mundial del Comercio", señaló Izquierdo.

Proindustria sugirió a las industrias que exportan estos productos hacia Haití, que se comuniquen con el Departamento Centro de Asistencia Integral a las PYMIS, a fin que puedan obtener detalles de la resolución, así como para cualquier necesidad de asistencia que pudieran tener.