El director del Observatorio del Sistema de Justicia Dominicano, César Amadeo Peralta, propuso a los legisladores y partidos políticos, incluir dentro del proyecto de ley de partidos políticos, el voto obligatorio en el país como forma de eliminar la compra y venta de cédulas y que la abstención electoral baje a su mínima expresión.

Sugirió, además, que la expedición gratuita de duplicados de cédula sea suspendida por lo menos dos años antes de las elecciones; que el primer duplicado tenga un costo de 500 pesos y el segundo duplicado un costo de 1.000 pesos, y que sea gratuito una vez haya transcurrido las elecciones, para así evitar que la JCE emita hasta 10 duplicados de cédulas como reveló el presidente de la JCE.

El jurista sostuvo, en nota de prensa, que tantos duplicados de cédulas gratuitos le acarrean un costo a la JCE, costo este que lo pagan los contribuyentes y el único propósito de una persona que en un período electoral, obtenga varios duplicados de cédulas, no puede tener otro fin que no sea venderla hasta en 200 pesos como ha sido visto en los alrededores de los centros de votación.

Amadeo Peralta, asimismo, sugiere que el voto sea obligatorio ya que hay confusión en la ley cuando establecen que el voto es un derecho, otros dicen que es un deber pero en la práctica no es obligatorio.

Dijo que esto se hace necesario ya que en las elecciones de mayo 2012, casi dos millones de dominicanos hábiles para ejercer el voto, no lo hicieron, o sea, tres de cada diez ciudadanos se quedaron en sus casas, por lo que los abstencionistas podrían ser considerados como la tercera fuerza política del país. Si el voto fuera obligatorio, incidirían de manera muy significativa en el resultado real electoral y no que las minorías sigan decidiendo quien nos gobernaría.