Por los acontecimientos registrados en este período de gobierno y la creciente presión social para una mayor atención gubernamental al sector salud, los candidatos presidenciales están obligados a presentar propuesta concretas que eleven el nivel del sistema sanitario.

En la actualidad el presidente Danilo Medina quien se repostula para cuatro año más por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), ha mantenido un enfrentamiento (que quedó suspendido anoche), con el Colegio Médico Dominicano, por el aumento salarial y otras condiciones que exigen los trabajadores de la salud.

El CMD, exige del Gobierno de manera específica que se destine el 5% del PIB al sector, un aumento salarial del 60%, pensiones dignas para el personal de salud y nombramiento de profesionales sanitarios.
Decir si pueden cumplir con estas demandas es el reto que hoy los aspirantes a jefes de Estado, deben asumir y ver la posibilidad de integrar en sus propuestas las demandas de los galenos.

Las propuestas

El presidente Medina, en su campaña de reelección que lleva el eslogan “ahora por más salud para nuestra gente, salud de calidad y para todos”,  propone a los dominicanos que de volver a ser elegido la cobertura de salud llegará al 90% de la población incluyendo al 100% de las familias de bajos recursos en el Seguro Nacional de Salud (Senasa).

También plantea en su propuesta modernizar los hospitales con dos camas por habitación, con baños privados y aire acondicionado.

De igual manera promete la ampliación  de las farmacias del pueblo.

De su lado el candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader propone en su campaña a la silla presidencial que debido a que la salud del pueblo dominicano se ha deteriorado, de ser favorecido con el voto, hará un aumento paulatino del presupuesto público del sector salud, incentivará a la prevención en salud y aumentará en un 22% el salario a todo el personal de salud, “manteniéndoles la escala salarial”.

Otra de sus propuestas y que generará discusión en algunos sectores es cuando dice que  mejorará la gestión en salud, mediante la descentralización del Ministerio de Salud Pública. “El sistema de salud no funciona porque todo se decide en el escritorio de un Ministro haciendo imposible la viabilidad operativa del mismo”, planteó el aspirante.

Abinader ha manifestado en su campaña política que ampliará la cobertura de servicios y aseguramiento. Afiliar a más del 90% de la población dominicana y extranjera que resida legalmente en el país al Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Plantea que impulsaría a implementar todas las coberturas que prevé el Sistema de Seguridad Social, mejorar el acceso a los medicamentos ambulatorios y garantizar la cobertura total para las personas con enfermedades catastróficas.

En tanto que la aspirante a la Presidencia por el Partido de Unidad Nacional (PUN), Soraya Aquino, es la única candidata que de llegar a la Presidencia, plantea establecer el 5% de PIB para el sector salud.

“Estoy de acuerdo con la demanda que hace el Colegio Médico Dominicano (CMD) de que se asigne el 5% del presupuesto a la salud. Aquí hay de donde buscar ese 5%, solo hay que empezar a rebajar sueldos”. Propone que una de las medidas que impulsará será la gratuidad de las emergencias en los centros de salud.

“Trabajaremos con las condiciones de salud de las mujeres dominicanas, que afecta especialmente la mortalidad materna e infantil”.

En tanto que la candidata del Partido Alianza por la Democracia, Minou Tavárez Mirabal, entiende que  la salud pública está en crisis y el Estado está obligado a garantizar este derecho, sin discriminar a nadie y menos por sus ingresos.

Por lo que su propuesta  plantea: “Terminaremos con la fragmentación del sistema nacional de salud y haremos de él un sistema funcional, universal”.

Propone promover la prevención de la salud, crear una red de gestores de salud comunitaria. En cuanto al aumento del 5% no especifica la cantidad pero plantea que hará un aumento considerable de la inversión actual del 2%. “Invertiremos lo que tengamos que invertir”.

Otro punto es fortalecer el rol rector y regulador del Ministerio de Salud Pública, así como la función proveedora de los servicios de salud colectiva. “Ejecutaremos un programa de educación para la salud.
Las propuestas de la mayoría de los candidatos no se acerca a las demandas de CMD, que ahora se sienta en la mesa del diálogo con el actual gobierno.