El Comité Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en España decidió ayer abstenerse en una investidura de Rajoy, lo que abre la puerta a que después de más de 300 días de gobierno en funciones, el líder del Partido Popular pueda formar un nuevo Ejecutivo.

Como paso previo, Rajoy debe obtener la confianza de la cámara baja a finales de la próxima semana.

La decisión del organismo directivo de los socialistas contó con 139 votos a favor y 96 en contra, con dos abstenciones, según reseña el diario español ABC.

El presidente de la gestora, Javier Fernández, señaló tras la reunión que trasladará al grupo parlamentario socialista que todos los diputados de su partido se abstengan.

“Hay algo imperativo” en la resolución aprobada, declaró, antes de insistir en que sólo entiende la abstención como tal y que ese es el planteamiento que transmitirá a los diputados.

El también español periódico El País resaltó que desde las elecciones del pasado 26 de junio, con el descenso en el PSOE de cinco escaños en relación a los comicios del 20 de diciembre, la pugna entre dejar que gobierne Mariano Rajoy, intentar una mayoría o ir a nuevas elecciones ha estado presente en este partido.

“Este domingo venció por mayoría la tesis de quienes no veían otro camino que no fuera la abstención, ya que el PSOE no tenía fuerza para formar una alternativa y unas nuevas elecciones podrían suponer perder aún más diputados”, resalta el citado medio.

“Hasta llegar a este comité federal, en el PSOE se ha producido un enorme quebranto interno que se saldó en el traumático comité federal del pasado 1 de octubre con la dimisión del secretario general, Pedro Sánchez”, agrega El País.