La Central Termoeléctrica Punta Catalina recibió nuevos equipos que contribuirán al control ambiental de sus plantas, informó ayer la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE).

La institución detalló que trajo desde el extranjero el primer “sulfurador o scrubber tipo CFB”, que utiliza una técnica avanzada que permite eliminar las emisiones de dióxido de azufre (SO2) en un 99 %.

El vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, expresó que esta tecnología convertirá a Punta Catalina en la planta de carbón más eficiente y respetable con el medioambiente del país.

El funcionario dijo que durante el último mes han llegado a la central diferentes equipos, como calentadores de agua, desaireadores y tanques de agua de alimentación de la caldera.
La central de Punta Catalina está integrada por dos unidades, que suman una capacidad de 720 magavatios.

“Queremos tecnologías limpias de carbón para satisfacer la demanda de energía que nuestro país necesita, aliviar el déficit energético y minimizar las emisiones de CO2”, agregó Bichara.

El ingeniero Pablo Rivas, coordinador técnico del proyecto, explicó que los desulfuradores CFB responden a la necesidad de dar respuesta al  aumento de los parámetros para controlar las emisiones de gases en las plantas de generación de todo el mundo.

Agregó que la terminal está diseñada con niveles de emisión por debajo de los requerimientos de las normas locales y guías del Banco Mundial (IFC).