Donald Trump votó entre abucheos en su centro electoral en Nueva York, donde horas antes dos activistas de Femen habían sido detenidas por protestar con el torso desnudo.

La imagen que más se compartió en las redes es, sin embargo, una instantánea del candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos en la que parece revisar qué está votando su esposa, Melania Trump.