El Ministerio de Industria y Comercio ordenó la suspensión temporal  de los procesos para la instalación de nuevas Plantas Envasadoras de Gas Licuado de Petróleo, hasta que sean actualizados los requisitos de seguridad requeridas respecto a vivienda y centros que agrupen personas y que  puedan comprometer la seguridad y bienes materiales.

El mandato viene luego de producirse tres explosiones -Los Ríos, Santiago y Alma Rosa 11- con un saldo de tres muertos y decenas de heridos.

Para llevar a cabo la evaluación de las medidas de seguridad, les otorga un plazo de seis meses, y otros seis para llevarlas a cabo.

La resolución número 31, emitida el pasado 7 de marzo, establece que se toma esta decisión como medida urgente mientras se realiza la revisión del reglamento 2119 y demás normativas dispersas en la materia.

El organismo regulador fue emitida por orden del mediante la resolución 2016-31.

El Ministerio ordenó a los operadores de plantas de GLP, que estén operando en la actualidad, depositar, de manera inmediata, ante el Plan Regulador Nacional de ese Ministerio.

Además, los operadores  un análisis de evaluación de riesgo de cada una de sus plantas que permita determinar las medidas inmediatas a implementar para mejorar la seguridad requerida para sus operaciones.