Tanto en la Convención Republicana de julio como el día de las elecciones presidenciales y durante toda la campaña, la familia de Donald Trump estuvo al pie del cañón con el magnate inmobiliario. Y entre sus cinco hijos, destacó la presencia de una empresaria de 35 años, exmodelo y egresada de Economía de la Universidad de Georgetown. Ivanka, la misma sobre la que Trump dijo que si no fuera su padre saldría con ella, es una de las principales consejeras del nuevo presidente de Estados Unidos.

Hija de Donald y de Ivanna, la primera pareja de Trump, Ivanka empezó muy joven su incursión en el mundo del modelaje, apareciendo en portadas de distintas revistas a fines de la década de los 90. Ahora, convertida en una empresaria y asesora política, también fue la que primero defendió a su padre cuando fue acusado por la prensa y la campaña de la demócrata Hillary Clinton por diferentes escándalos. Fue ella quien lo presentó cuando Trump anunció que competiría por la presidencia, en junio de 2015.

También lo presentó en Ohio, cuando el presidente electo aceptó la candidatura republicana en la convención de Cleveland. Fue ella a quien le tocó representar y cautivar a la mujer trabajadora, con su perfil de empresaria exitosa.

“Las mujeres son pagadas por igual y cuando una mujer se convierte en madre, es apoyada, no excluida”, dijo Ivanka en esa ocasión en julio, cuando se encendió la polémica por el trato de Donald Trump a las mujeres que trabajaban en sus empresas hoteleras.

Ivanka es una de las vicepresidentas de la Trump Organization, al mismo nivel que sus hermanos.

Descrita como esposa fiel y dedicada a su familia, Ivanka está casada con el empresario inmobiliario Jared Kushner y tiene tres hijos, con los que sube constantemente fotos a su cuenta de Instagram. Justamente intenta combinar el aspecto laboral y el familiar, intentando transmitir el mensaje de una mujer moderna. Escribió un libro de autoayuda al respecto, llamado Mujeres que trabajan.

Como empresaria, además de participar en el negocio familiar ha incursionado en la industria de la moda, diseñando prendas de vestir enfocadas en la mujer profesional. Y seguramente, seguirá aconsejando al presidente Trump durante los cuatro años de gobierno que tiene por delante.