Se trata de Mariana Robinson, una mujer que pasa muchas veces desapercibida frente a la cámaras pero que representa una figura central en la familia del presidente estadounidense Barack Obama.

A pesar de adoptar un perfil bajo, la suegra del mandatario es identificada en Washington como “Mrs R” (“Señora R).

Probablemente podría pasear tranquila por cualquier lugar de la capital estadounidense sin ser identificada. Sin embargo, los Obama protegen con celo su intimidad.

En 2009, luego que su yerno fuera nombrado Presidente, abandonó Chicago y se mudó con la familia a Washington.

Siete años después, todavía se le puede encontrar en el tercer piso de la Casa Blanca, donde tiene su propia habitación.

Marian Robinson no tiene título oficial, pero ella se asegura que sus nietas tengan una vida los¡ más “normal” posible.

Michelle Obama llama a Marian Robinson su"roca". Esto debido a que es constante y fuerte, de acuerdo con la biografía de la Primera Dama escrita por Peter Slevin.