El Consejo Holandés para la Seguridad ha liberado un reporte final este 13 de octubre sobre el caso del vuelo 17 de Malaysia Airlines estrellado sobre Ucrania en julio de 2014. Los análisis en profundidad de las autoridades confirman que el vuelo, que iba desde Ámsterdam hacia Kuala Lumpur, y que volaba sobre el área este de Ucrania en conflicto, cayó como resultado del accionar de un misil BUK 9M38, de fabricación rusa, que estalló justo antes de impactar el lado izquierdo del aparato. Occidente y Ucrania reclaman que fueron los rebeldes rusos los que derribaron al Boeing 777, matando a 283 pasajeros y a 15 tripulantes de cabina. Pero Rusia alega que el misil fue lanzado desde territorio controlado por Ucrania.

Por esta razón, Pete Field, asesor aeronáutico norteamericano, da  su punto de vista sobre el reporte.

¿Está completo el reporte?

- Pienso que sí. En los Estados Unidos estamos muy seguros de que el sistema de defensa antiaérea BUK disparó al avión. Los datos de la investigación lo confirman.

¿Quién tiene la culpa?

- No creo que los operadores del sistema BUK hayan creído que el objetivo que se mostraba fuera un avión comercial. O ellos cometieron un error en el juicio sobre el objetivo o fueron descuidados. Seguramente deben lamentar lo sucedido. También pienso que Malaysia Airlines tiene parte de la responsabilidad, al haber decidido volar sobre territorio en conflicto. Las aerolíneas estadounidenses fueron avisadas de no volar a través del área. Pienso que los rusos deben decir la verdad sobre lo que pasó, porque seguro que la saben. En una guerra, los errores pueden suceder, y ningún individuo debería llevarse todo el peso (en este caso, los operadores del BUK). No estoy diciendo que hayan sido operadores rusos los que hayan estado al control, pero alguien tuvo que haber estado.

¿Necesitamos más protección para la aviación civil?

- Las tragedias como esta son evitables. Hay muchas zonas de conflicto en el mundo. No tiene sentido para la aviación civil volar a través de áreas donde haya siquiera la más mínima posibilidad de que un avión comercial pueda ser tomado como parte del conflicto.

¿Qué sigue?

- Estas pruebas serán útiles para convencer a aquellos que no creían que el sistema ruso tierra-aire tuviera alguna responsabilidad en lo sucedido. No creo que ellos tengan algo más en qué apoyarse. Por otra parte, todos los implicados deben decir la verdad. Yo esperaría que haya una necesidad de que hubiese algún tipo de regulación para las negociaciones gubernamentales sobre reparaciones. Esto puede pasar, o quizás no.