Europa vive una "situación dramática" por el aumento en el flujo de migrantes que ha existido en este 2015, es la conclusión de analistas en temas internacionales. 

Al respecto conversamos con el doctor Hugo Ramírez García, académico de la Universidad Panamericana (UP) y con la doctora Gracia Mireya Ojeda, de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

Los que pierden:

"Definitivamente los que pierden son los migrantes", menciona Ojeda, quien también menciona que los países europeos son muy afectados. "Ya no estamos hablando de una mejor calidad de vida, si no de un deseo de supervivencia". 

"Por el otro lado también tenemos a Europa, que tiene su propia crisis. Por ejemplo, la crisis griega que se puede convertir en un efecto dominó para el resto de las economías de la región", agrega Ojeda.

Los que ganan:

Los que definitivamente pueden estar ganando son aquellos que se prestan al crimen organizado, los que "ayudan" a los migrantes a cambio de una cantidad de dinero, sin garantizarles que lleguen a un lugar seguro.

También existen barcos que se conocen como "banderas de libre navegación", que surcan las aguas con el emblema de otro país para evadir impuestos y pasar por aguas territoriales. "Las ganancias también podrían darse para ellos", explica Ojeda. 

Lo que hay que evitar:

Por su parte, Ramírez García señala que, aunque el flujo migratorio de países africanos y de Europa del Este hacia los que conforman la Unión Europea ha sido permanente, el incremento en los últimos meses lo convierte en uan "situación dramática".

"En todo caso lo que podría ocurrir es la formación de una economía ilícita de tráfico de personas", comenta el académico de la UP. "Uno de los puntos principales que debe tratar la Unión Europea es evitar que las situaciones de necesidad personal de los migrantes sean aprovechadas por grupos criminales", añadió. 

La reunión de emergencia de la Unión Europea

De acuerdo a Ramírez, los países de la Unión Europea podrían revisar la cooperación emergente para atender esta situación. "La migración no va a frenarse. Van a tener que revisar sus estatutos para atender esta circunstancia contemportánea", concluyó.