Los candidatos presidenciales también se convirtieron en uno de los disfraces más recurridos en Halloween; justo a una semana de la elección presidencial.