Un raso de la Policía Nacional fue el autor de la muerte a tiros la madrugada del sábado del sargento de esa institución Wander Pérez Alcántara, quien cayó abatido momentos después de concluir su trabajo como agente de seguridad en un 'drink' del municipio de Los Alcarrizos.

La Policía dio a conocer hoy que Néstor Julio Alemán Mejía (a) Kelvin, fue apresado por agentes de ese cuerpo y expulsado de manera "deshonrosa", previo a ser sometido a la Justicia.

La uniformada dijo, además, que con el apresamiento de Alemán Mejía (a) Kelvin fue recuperada el arma de reglamento del sargento Pérez Alcántara, la cual fue utilizada para asesinarle. La pistola la entregó de manera voluntaria Victoriano Rosa Santana (a) Julio, de 53 años, padrastro del detenido.

Los hermanos del atacante, Enmanuel Alemán Mejía (a) Cholo y/o Manuel y un tal Alex, también son perseguidos por la Policía, que los acusa de complicidad en el crimen.

El hecho ocurrió luego el sargento y el raso sostuvieron una discusión pues el agresor, en aparente estado de embriaguez, trató de entrar al referido establecimiento portando su arma de reglamento, por lo que su víctima no se lo permitió, lo que habría originado la diferencia entre ellos.

Al momento del cierre del referido negocio, afirma la Policía, Kelvin junto a sus hermanos empezaron a lanzarle piedras al sargento, por lo que al repeler la agresión éste les realizó varios disparos de los cuales uno impactó a Kelvin en una de sus piernas.

Sin embargo, una de las piedras impactó a la víctima en la cabeza, cayendo boca abajo en el suelo, y fue en esa circunstancia que el exraso herido aprovechó para acercarse al sargento, quitándole su arma de reglamento y le realizó cuatro disparos que le causaron las heridas que le provocaron la muerte.

Recomendamos:

Matan a tiros a Policía en 'drink' de Los Alcarrizos