La Policía de Haití rastrea hoy Puerto Príncipe en busca de los responsables del asesinato el pasado viernes de la monja española Isabel Solá Matas, de 51 años, quien recibió al menos dos disparos realizados por unos desconocidos mientras conducía su vehículo por la capital haitiana.

En declaraciones a Efe, el portavoz de la Policía Nacional, Gary Desrosiers, explicó que una investigación está en marcha para capturar a los asesinos de la misionera española.

Asimismo, informó de que el hombre que acompañaba a Solá Matas y que también recibió dos disparos, está en condiciones críticas.

"En este momento estamos investigando el hecho para buscar los responsables, todos los indicios muestran que era un robo", dijo.

La Policía Nacional, agregó Desrosiers, "está trabajando para arrestar a cualquiera que haya participado en este asesinato".

"Llamamos a todo aquel que tenga información (sobre el suceso) a colaborar con nosotros para buscar a los responsables", concluyó.

Sor Isa, como se le conocía, llegó en 2008 a Haití tras haber permanecido 18 años en Guinea Ecuatorial, y comenzó a colaborar para construir escuelas, pero tras el terremoto de 2010 se volcó en las personas que sufrieron amputaciones.

Este domingo, tras la canonización de la madre Teresa de Calcuta celebrada en la plaza de San Pedro, el papa Francisco pidió rezar por Solá Matas, natural de Barcelona.

"En este momento quiero recordar a los que ofrecen su servicio a los hermanos en situaciones difíciles y peligrosas. Pienso especialmente a tantas religiosas que donan sus vida sin escatimar esfuerzos. Recemos particularmente por la misionera española, sor Isabel, que fue asesinada hace dos días en la capital de Haití", subrayó.

Francisco hizo un llamamiento para que en Haití, "tan golpeado, cesen estos actos de violencia y haya más seguridad para todos", y recordó a todas las monjas que han sufrido actos de violencia en estos países.