El juez del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Ramón Atlias, ratificó hoy la medida de coerción, consistente un ocho meses de prisión preventiva, a tres exempleados de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), acusados de corrupción.

Se trata de Alejandro Isidoro De Los Santos Serrano, exdirector de edificaciones escolares de Oisoe; Yoel Soriano Fabián, quien se desempeña como supervisor de obras; y José Rafael Pérez Alejo, quien se identificaba como asistente personal de De los Santos.

Los tres hombres, quienes guardan prisión en la penitenciaria de La Victoria, fueron detenidos y enviados a prisión tras desatarse el escándalo de corrupción en esa oficina luego del suicidio del arquitecto David Rodríguez García en un baño de Oisoe.

El grupo enfrenta cargos de soborno y de haberse aprovechado de sus respectivas funciones en detrimento de contratistas ganadores de concursos para la construcción de escuelas públicas.

De los Santos y Soriano Fabián figuran en dos notas que escribió el arquitecto Rodríguez García antes de suicidarse de un disparo en un baño de Oisoe, el pasado 25 de septiembre.

En esas cortas misivas el arquitecto suicida acusa a de los Santos y Soriano Fabián de "ladrones" y de que estos lo estaban presionando para "quedarse con todo".

Según los informes, el arquitecto se quitó la vida debido a las deudas que había incurrido para terminar la remodelación de una escuela que había ganado por sorteo y por la presión de los acusados, quienes supuestamente lo extorsionaban.

El pasado 29 de septiembre, el procurador general, Francisco Domínguez Brito, informó de que el Ministerio Público tiene pruebas de transferencias electrónicas y de huellas dactilares en las que se establecen que de los Santos y Soriano Fabián exigían dinero a los contratistas a cambio de pago de sus cubicaciones.