La República Dominicana es el tercer país de la región, de un total de 14, con mayor tasa feminicidios, por detrás de Honduras y Guatemala, según un informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).

La representante de la institución de la ONU en el país, Sonia Vásquez, señaló que desde comienzo de año hasta el pasado mes de octubre se había registrado la muerte de 112 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas en el país.

La experta reveló estos datos durante su participación en el acto de presentación de la "Estrategia 2016-2020 para el fortalecimiento de la respuesta del Sistema Nacional de Salud a la violencia, con énfasis en la violencia de género, contra los niños, niñas, adolescentes, mujeres y personas adultas mayores", organizado por el Ministerio de Salud Pública a través de la Oficina de Equidad de Genero y Desarrollo.

Estas cifras, ponen de manifiesto que el país no ha logrado el nivel de desarrollo esperado en esta materia, dijo Vásquez, que también consideró alarmantes las altas tasa de muertes maternas, así como un "bajísimo" desarrollo de educación sexual integral en las escuelas.

Asimismo, señaló lo preocupante de las elevadas tasas de embarazos adolescentes, ámbito en el que apenas se han producido avances en el país, manteniéndose en los peores lugares de la región.

La representante de la ONU explicó que, entre los factores que contribuyen a la reducción de las tasas de homicidios en los países ricos y de renta media están la reducción del tamaño de las familias, un mayor acceso a educación, mejoras en el bienestar social, la desaceleración de la urbanización o la mejora de las políticas institucionales de seguridad, entre otras.

Por su parte, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán, informó de que el 30 % de las mujeres que son víctimas de violencia en el ámbito familiar no reconoce las causas reales de sus lesiones cuando acuden a hospitales en busca de tratamiento médico.

Aún así, destacó el avance logrado en el tema de la violencia de género al abordarse un problema de Salud Pública, y aludió a la importancia de diseñar políticas, estrategias y programas para una respuesta integral y efectiva a ésta problemática desde el sector salud, como el documento estratégico presentado hoy.

La estrategia se enmarca dentro de las actividades del "Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer", que se conmemora cada 25 de noviembre.