La Dirección General de Ética e Integridad Gubernamental (Digeig) informó hoy de que la República Dominicana se convirtió en el primer país en autoevaluar la aplicación de las medidas de prevención de la corrupción administrativa contenidas en el Capítulo II de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (Cnucc).

La reunión de la Cnucc se desarrolló en coordinación con la Digeig, de cara a la convocatoria de las instituciones gubernamentales, fiscalizadoras y de controles administrativos, como puntos focales en políticas anticorrupción del Estado dominicano.

En la cita intervino el director ejecutivo de la Digeig, George W. Koury, quien habló sobre la importancia de los programas de prevención y lucha contra la corrupción.

Asimismo, invitó a los representantes de las entidades involucradas a apoyar la iniciativa, para la consecución de los objetivos planteados por la Organización de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc)

También intervino Virginia de Abajo Marqués, asesora regional Anticorrupción de las Naciones Unidas para Centroamérica y el Caribe, quien saludó los esfuerzos de las oficinas gubernamentales, para promover las políticas de prevención y sanción de la corrupción en el Estado dominicano.

El programa fue diseñado por la Unodc y la Academia Regional Anticorrupción para Centroamérica y el Caribe (ARAC).

Durante los tres días de taller, se trataron temas relacionados con las políticas, prácticas y órganos de prevención de la corrupción, sector público y códigos de conducta para funcionarios públicos.

Asimismo, sobre compras y contrataciones públicas y gestión de hacienda pública, información pública, medidas relativas al poder judicial y al Ministerio Público, participación de la sociedad, entre otros.